‘Hombre de Dios: cinco palabras sobre el sacerdocio según san Agustín’

Aunque san Agustín nunca pensó ni soñó ser religioso, como sacerdote y obispo conoció a muchos clérigos. En las páginas de sus obras nos ha dejado el recuerdo de muchos de ellos y una serie de ricas reflexiones sobre la vida sacerdotal en general. 

En esta entrevista, Fr. Enrique Eguiarte presenta el libro Hombre de Dios, cinco palabras sobre el sacerdocio según san Agustín, en el que recoge las principales ideas del Obispo de Hipona sobre el ministerio sacerdotal. 

El título de esta obra, Hombre de Dios, publicada por la editorial PPC, refleja la visión del sacerdocio que comparten san Posidio y san Agustín. Como explica Fr. Enrique, ambos conciben al sacerdote como un testigo vivo de la presencia divina, cuya vida está completamente entregada a Dios: más allá de ser meros administradores de sacramentos, los sacerdotes están llamados a reflejar la presencia de Dios en todas sus acciones.

Por eso, este libro pretende recordar a los sacerdotes la importancia de vivir en agradecimiento por el don de la gracia divina, y de reconocerse beneficiarios de un amor misericordioso que los consagra y los envía a llevar el mensaje de Dios al mundo: así, cada sacerdote se reconoce como un mendigo de Dios, agradecido por el inmenso don recibido, que le permite consagrarse, servir a sus hermanos y al pueblo de Dios con humildad y gratitud.

Como explica Eguiarte, su objetivo es que estas páginas sirvan de herramienta para la reflexión, la formación continua y el crecimiento en santidad de quienes ejercen el ministerio sacerdotal. También está dirigido a todos los religiosos que viven una consagración a Dios y a todo el pueblo fiel, para que adquiera conciencia de la riqueza que existe y descubra la faceta del sacerdote a través de san Agustín.