La celebración de San Ezequiel Moreno será Memoria obligatoria en Filipinas

La Conferencia Episcopal de Filipinas (CBCP) ha elevado la celebración de San Ezequiel Moreno a Memoria Obligatoria durante la 127º Asamblea Plenaria del 27 al 29 de enero de 2024. Este cambio en el calendario litúrgico de la Iglesia filipina responde a la petición realizada por la Provincia de San Ezequiel Moreno, con motivo del 25º Aniversario de su fundación.

En la jerarquía de celebraciones de la Iglesia católica, las Memorias ocupan el último lugar, un «simple recuerdo de un santo en su cumpleaños espiritual», según el Order of Prayer in the Liturgy of the Hours and Celebration of the Eucharist for the Dioceses of the Philippines.

Las memorias se dividen, a su vez, en opcionales y obligatorias; las primeras pueden observarse mientras que las segundas deben observarse. Tras la declaración oficial de la CBCP, la memoria de San Ezequiel Moreno debe ser observada por toda la Iglesia Filipina cada 19 de agosto.

Fr. Joseph Cyprian Panaligan, miembro del comité ad hoc para el 25 aniversario de la Provincia, afirmó que «se trata, a la vez, del testamento y testimonio del amor de San Ezequiel por el pueblo filipino». Fr. Panaligan encabezó la petición para la elevación de la memoria del Santo. Con ello, espera que más gente conozca al Santo Patrón de los enfermos de cáncer.

 

Santo entre los filipinos
En una carta dirigida a la CBCP, el Prior Provincial de la Provincia, Fr. Bernard C. Amparado, explicó el significado del santo recoleto para el pueblo filipino. «San Ezequiel Moreno es un santo de nuestro tiempo. Como patrono de los enfermos de cáncer, su devoción es muy necesaria hoy en día, ya que el número de enfermos de cáncer aumenta cada año». En su escrito, relató, también, el itinerario misionero de San Ezequiel Moreno entre 1870 y 1885, cuando sirvió como misionero en Palawan, Mindoro, Las Piñas, Batangas, Cavite, Sta. Cruz y Manila.

El Prior Provincial afirma que San Ezequiel es un «santo filipino». «San Ezequiel recibió su ordenación diaconal en la catedral de Jaro, en Ilo-ilo, y su ordenación presbiteral en la catedral de Manila; mostró fluidez en la lengua tagala; y planteó la relevancia del santo en los tiempos contemporáneos».

Tras pasar sus primeros 15 años como misionero en Filipinas, San Ezequiel Moreno regresó a España, donde ejerció como prior del convento de Monteagudo, y más tarde como obispo de Pasto, en Colombia. Murió el 19 de agosto de 1906 a causa de un cáncer de paladar.